Seguro de coche, cuando lo barato sale caro

Cuando contratamos un seguro lo que primero miramos es el precio, es comprensible. Los anuncios publicitarios tanto en Tv, radio, periódicos, etc no hacen más que acentuar esto, cuando se deberían resaltar otras cualidades del seguro que vamos a contratar.

Hay que ser cuidadosos con las ofertas de seguro que nos pueden ofrecer y analizar las coberturas y servicios que ofrecen, además del precio. Esto es importante para no llevarnos una sorpresa desagradable en caso de sufrir un siniestro.

Aunque podemos darle más importancia a una y otra cobertura/servicio debemos analizar las posibilidades que ofrece cada producto para encontrar el que más se ajuste a nuestro perfil.

Cuando encontramos una oferta aun precio muy bajo debemos tener en cuenta ciertos puntos:

  • Información errónea. Indicar un modelo/versión diferente, con valor más bajo o menor potencia. En caso de siniestro conllevara una menor indemnización. Errores en fechas de nacimiento o en el carnet de conducir.
  • Menores coberturas/servicios. Esta claro, si dejamos de incluir coberturas como: los accesorios extra, la responsabilidad civil voluntaria, la asistencia en viaje, la defensa jurídica, la cobertura de accidentes del conductor, vehículo de sustitución, etc.
  • "La letra pequeña". Nos referimos a esas cláusulas no conocidas por todos y que pueden darnos una desagradable sorpresa. Todo riesgo que solo tiene cobertura en caso de colisión con contrario identificado en cuyo caso si te das un golpe aparcando no te cubriría o si tienes el coche aparcado te dan un golpe y no te dejan nota. Cláusulas para conductores jóvenes que limitan las horas en las que puede conducir el joven por ejemplo entre la 1:00 y las 6:00h y de hacerlo no tendría cobertura en caso de siniestro.

Nuestra labor es asesorarte y ayudarte en la contratación del mejor producto, teniendo en cuenta todas las opciones, atendiendo a tus necesidades sin olvidar el mejor precio.

Viernes, 21 Febrero 2014 10:00