Razones de un seguro de hogar si eres inquilino

Normalmente no se suele pensar en hacer un seguro de hogar siendo inquilino. Se suele pensar que al ser la vivienda propiedad de otra persona es esta quién 361958 3667 375x500debería contratar el seguro. Pero existen situaciones que demuestran que es conveniente realizar un seguro de hogar para hacer frente a posibles daños ocasionados a otras personas.

¿Y si el arrendador tiene ya un seguro? ¿se duplicarían coberturas? no, ya que en función de quien sea el responsable del siniestro será una póliza u otra la que indemnice.

¿Me pueden obligar a contratar un seguro siendo inquilino? No, no es obligatorio. Son tus propiedades y responsabilidades y nadie te puede obligar a contratar un seguro.

Continente: puedes asegurarlo por un capital a primer riesgo para poder reparar elementos que imposibilitan el uso de la vivienda. Tendrás interés es que se repare bien y rápido, para poder disfrutar de la vivienda en condiciones óptimas. Si realizas alguna reforma a tu cargo y quieres que te lo arreglen en caso de siniestro deberás comunicarlo a tu aseguradora o en caso contrario no te lo cubrirán.

Contenido: el piso puede ya estar amueblado, pero tus pertenencias (mobiliario, ropa, enseres, dinero, tarjetas de crédito, electrodomésticos, ordenadores, etc.) no están cubiertas por el seguro del propietario. Estos elementos puedes asegurarlos en tu póliza. Es conveniente revisar cada cierto tiempo el valor asegurado, ya que a medida que pases más tiempo en una misma residencia mayor cantidad de bienes irás acumulando.

Responsabilidad civil: la principal razón para contratar este seguro. Tanto por los daños que puedas ocasionar en la vivienda (Responsabilidad civil locativa), como por los daños que puedas ocasionar a terceros (Responsabilidad civil familiar), son necesarias para no responder por los daños que se hayan ocasionado bajo tu responsabilidad con tu patrimonio.

  • Si se produce un incendio bien provocado por un aparato eléctrico o por un descuido en la cocina la póliza del propietario no lo cubrirá. Aunque sólo afecte a la vivienda alquilada o se extienda a otras propiedades, la aseguradora del propietario reparará los daños pero inmediatamente te reclamará todo el importe.
  • Igualmente si se produjeran daños en la propia vivienda o en otras de los vecinos por un grifo mal cerrado.
  • Cualquier objeto que se te caiga a la calle y produzca daños personales o materiales a viandantes. Si tienes seguro bien, en caso contrario pagas la reparación de tu propio bolsillo.
  • Un animal de compañía de tu responsabilidad que ocasione daños personales o materiales a terceras personas.
  • En un robo en la vivienda, tus pertenencias no estarán aseguradas en la póliza del propietario.
  • Si eres el perjudicado por daños de agua, incendio, etc. si no dispones de seguro y necesitas asistencia legal para reclamar los daños sufridos, tendrás que costearlo de tu bolsillo.
  • En el caso de que debido a un accidente la vivienda necesite una reparación y tu arrendador no tenga seguro y se desentienda de la reparación.

Si el propietario tuviese hecho un seguro con anterioridad será necesario comprobar que se refleja la nueva situación de uso en alquiler, ya que los precios y coberturas varían. En caso de que ambos seguros estén realizados con la misma compañía no habrá problemas para identificar que compañía debe reparar. El problema de esto es que se deja todo en manos de la aseguradora y en caso de tener algún problema entre las partes no dispondrás del poder negociador de una figura que represente tus intereses.

Miércoles, 29 Enero 2014 09:42