Los españoles prefieren dejar el dinero en el banco a invertirlo

Las expectativas sobre las rentabilidades de la inversión no suelen ser realistas.

Los recelos de los españoles a la hora de invertir los ahorros se mantienen vigentes. Tras dejar en el olvido malas experiencias pasadas, el banco todavía se sitúa como la principal opción para depositar el dinero pese a los bajos tipos que imperan en Europa, aunque el terreno se acorta poco a poco. Mientras que a escala global los ciudadanos prefieren invertir antes que guardar sus ahorros en el banco, adquirir bienes inmuebles o artículos no esenciales como un coche nuevo o unas vacaciones, los españoles se decantan por depositar sus rentas disponibles en una cuenta bancaria frente a la inversión en títulos financieros.

Según se desprende de la segunda oleada del Estudio Global de Inversión de Schroders 2017, la inversión ocupa la primera posición a escala global (23%) de las prioridades para las rentas disponibles, mientras que en España el 21% de los encuestados para la realización del estudio prefieren dejar el dinero en el banco, aunque los que optan por invertir en títulos de renta variable, fija, materias primas o instrumentos similares se sitúa ya en el 20%. A nivel Europeo, Suecia (29%) e Italia (26%) fueron los que más predisposición mostraron por invertir, mientras que los inversores de Portugal (29% frente a 23%) también tienen a la entidad bancaria como destino favorito de sus rentas.

La actual política de tipos también provoca que la amortización de deudas, incluidas las hipotecarias, solo sea una prioridad para el 8% de los encuestados españoles, mientras que un 13% prefiere invertir en una propiedad o en ahorrar para la pensión.

Expectativas elevadas
El estudio también destaca que los españoles que se decantan por la inversión tienen unas expectativas sobre las rentabilidades de la misma desproporcionadamente elevadas. A lo largo de los próximos cinco años esperan obtener una rentabilidad anual media del 8,7% (10,2% global, y 8,7% en Europa), a pesar de que el índice MSCI World ha arrojado una rentabilidad anual del 7,2% durante los últimos 30 años.

Además, los españoles tienen un horizonte de inversión de 2,6 años y cuentan con una acusada aversión al riesgo, ya que el 60% no quiere demasiada incertidumbre en sus inversiones debido al contexto geopolítico. Para el 51% (45% en Europa y 48% global) su proporción de dinero en efectivo es mayor de lo que solía ser. Algo menos de la mitad (45%) respondió que los acontecimientos mundiales representaban oportunidades de inversión o que no dejaban que la política o dichos acontecimientos les desviasen de sus objetivos de inversión (46%).

Estas expectativas de rentabilidades futuras poco realistas pueden provocar, en palabras de Carla Bergareche, directora de Schroders para España y Portugal, «que no sean capaces de alcanzar sus metas financieras, como por ejemplo ahorrar para su jubilación».

Para paliar esta situación es necesario un mayor grado de conocimientos sobre inversión, algo sobre lo que los inversores están de acuerdo. Un 87% de los españoles encuestados sienten la necesidad de mejorar sus conocimientos financieros, por encima de la media europea (84%). En cuanto a sus prioridades de conocimiento, la opción preferida es saber más sobre las inversiones fiscalmente ventajosas (36%), por encima de la media global (31%) y europea (32%). Por otro lado, es vital para los españoles saber más sobre las comisiones que pagan por sus inversiones, ya que el 71% valora las comisiones tanto como la potencial rentabilidad de una inversión a la hora de elegir o revisar la misma.

"Por suerte, existe un claro deseo de adquirir más conocimientos de inversión y de acudir a un asesor profesional para diseñar una estrategia acorde a sus necesidades de inversión. La mayoría (el 61%) de los inversores españoles estarían dispuestos a pagar por asesoramiento profesional», destaca Bergareche.

Fuente.: http://www.expansion.com/empresas/banca/2017/11/23/5a15ee9e46163fdd588b463c.html

Jueves, 23 Noviembre 2017 09:32